Mi rincón creativo.

Bienvenido a mi blog llamado: "Mi libro en blanco".
Me presento, mi nombre es Verónica Orozco García, aunque también me puedes conocer bajo el seudónimo Orgav. Soy amante de todo lo creativo: fotografías, ilustraciones, manualidades... Así como la escritura. Me apasiona moldear las palabras junto con los sentimientos para crear historias, eso sí, para todo tipo de lectores, pues me considero una escritura versátil.. Digamos que soy de ese tipo de personas que sueñan despiertas.
Aquí, en mi rincón, podrás encontrar una muestra de todo ello, espero lo disfrutes. Saludos.

Nota para el lector-visitante: el contenido de éste blog está sujeto a derechos de autor, el material se encuentra registrado en el Registro de la propiedad intelectual de Sevilla. Cualquier uso indebido del contenido, sin permiso del autor, se considera delito.

sábado, 15 de noviembre de 2014

Recuerdos de pasión y cenizas.

-¿Te dolerá?
- No   
-¿Seguro que quieres hacerlo?
- Sí,  sin duda. Lo estoy deseando.
-¿Y después?     
- Después... el después no importa, lo que importa es el ahora, bésame.

Amaga mi intento de besarle y me detengo a observar. Ella me mira suplicante. Me implora con su cuerpo que le bese, mientras desliza sus labios hasta la comisura de mi boca y atrapa entre sus dientes mi labio inferior y  le beso.      
Le beso con todas mis ansias.
Le beso mientras la seda caliente de su piel se desliza por la mía. Y le sigo besando...
Le beso mientras mis manos recorren cada curva de su cuerpo para terminar perdiéndose en las llanuras de sus pechos.

Sinfonía de gémidos nos acompasan y un vaivén de caricias nos enfrenta como si de un pulso   se tratase.
Gémidos tras gémidos,  lanzó mi cuerpo dentro del suyo y siento como el ardor de sus aguas inunda ese que es, ahora mi ser.

Enloquezco, ella me atrapa entre sus piernas cruzadas en mi espalda y  yo enloquezco.
Enloquezco y enredo mi lengua con la suya.
Enloquezco,  y mientras,  ella enloquece  agazapando entre sus brazos mi espalda, y entre tanta locura, marca mi piel bajo sus uñas.

El dolor hace focalizar mi pasión,
que rítmicamente penetra insaciante. Mientras, sin remedio, enciendo la incandescencia  de su cuerpo. 
Inconsciente,  continuo entre convulsiones de placer hasta el más extremo estado de climax,  mientras ella, arde de un modo volátil,  de pasión y deseo.

Y tras el sunami, me  recupero  de un modo placebo, me giro buscando la complicidad entre sonrisas pero no la encuentro.  Mis manos enérgicas, atrapan las sábanas y en un movimiento desesperado, intentando evadir la lógica... 
Ella, ella  se ha  desvanecido nuevamente,  entre las cenizas  de un recuerdo grabado.

Orgav.
Todos los derechos reservados