Mi rincón creativo.

Bienvenido a mi blog llamado: "Mi libro en blanco".
Me presento, mi nombre es Verónica Orozco García, aunque también me puedes conocer bajo el seudónimo Orgav. Soy amante de todo lo creativo: fotografías, ilustraciones, manualidades... Así como la escritura. Me apasiona moldear las palabras junto con los sentimientos para crear historias, eso sí, para todo tipo de lectores, pues me considero una escritura versátil.. Digamos que soy de ese tipo de personas que sueñan despiertas.
Aquí, en mi rincón, podrás encontrar una muestra de todo ello, espero lo disfrutes. Saludos.

Nota para el lector-visitante: el contenido de éste blog está sujeto a derechos de autor, el material se encuentra registrado en el Registro de la propiedad intelectual de Sevilla. Cualquier uso indebido del contenido, sin permiso del autor, se considera delito.

sábado, 28 de febrero de 2015

Un instante, una vida

Cuando no te vi,
sentí como si parte de mí,
me la arrancaran.
Sentí pararse el corazón. 
Latía,  pero era un latido diferente,
se preparaba para romperse
en mil pedazos,
se haría ñicos si no te volvía ver.

Cuando no te vi,
el tiempo se me hizo eterno,
quizá fueron pocos minutos
pero para mí empezó a ser una vida, 

tu vida, mi vida...

Cuando no te vi,
grité tu nombre.
Mis palabras sonaban ahogadas,
inundadas por lágrimas que nacían,
suicidas, por tí.

Cuando no te vi,
quise creen otra vez
en la humanidad que nos caracteriza,  

grité, suplicante, ayuda,
esperando aquel apiadaro corazón
que te trajese a mí.

Y de pronto te vi. 
Te vi en sus brazos,
en los brazos más humanos de aquel día, 

al menos para mí,
que me entregaban
mi tesoro más preciado,
tú,  mi vida.

Cuando te vi,
¡Dios, cuando te vi! 
Sentí el corazón activarse,
golpeando con fuerza,
con saña, 
confirmando que eras tú.
Tus ojos, tu pelo, tu boca...
todo tu ser volvió a darme la vida hoy.

Cuando te vi,
cuando te tuve en mis brazos,
cuando sentí el calor
de tu cuerpo junto al mío,
estrechados bajo
un nudo de amor innato...
Lloramos.
Lloramos dando gracias a Dios
por volvernos a ver, 
porque todo se quedara en eso,
los peores minutos de nuestras vidas.
Y bajo la atenta mirada de humanidad,
lloramos lágrimas agradecidas.

© Orgav
Todos los derechos reservados.
Ilustración con derechos de autor por ©Ilustraciones Orgav