Mi rincón creativo.

Bienvenido a mi blog llamado: "Mi libro en blanco".
Me presento, mi nombre es Verónica Orozco García, aunque también me puedes conocer bajo el seudónimo Orgav. Soy amante de todo lo creativo: fotografías, ilustraciones, manualidades... Así como la escritura. Me apasiona moldear las palabras junto con los sentimientos para crear historias, eso sí, para todo tipo de lectores, pues me considero una escritura versátil.. Digamos que soy de ese tipo de personas que sueñan despiertas.
Aquí, en mi rincón, podrás encontrar una muestra de todo ello, espero lo disfrutes. Saludos.

Nota para el lector-visitante: el contenido de éste blog está sujeto a derechos de autor, el material se encuentra registrado en el Registro de la propiedad intelectual de Sevilla. Cualquier uso indebido del contenido, sin permiso del autor, se considera delito.

domingo, 6 de mayo de 2012

A mi querida madre


En ningún momento de mi existencia,
he dudado de tu amor,
siempre he sabido que me querías,
aunque no lo dijeras,
como yo tampoco te lo he dicho a ti.
Y es que en nuestra familia
quizá no se estila expresar tantos sentimientos,
quizá como en muchas otras familias,
pues nos dejamos llevar más por los hechos
y por ello jamás he dudado de nuestro amor.
Una madre siente ese amor de sus hijos
y los hijos de sus padres.
Cuando el amor es verdadero,
no hace falta gritarlo a los cuatro vientos
el amor verdadero se sabe, se siente,
se nota en las miradas.
Siempre te tengo presente en mi vida
aunque no recurra a ti en el día a día para mil y una cosa,
pero sé que eres mi compañera, mi amiga,
eres mi  existencia.
Y si algo te llegase a pasar,
sentiría un gran desconsuelo de la vida,
y la mayor parte de mí se iría contigo.
Nunca he sentido miedo de perderte
porque tú siempre te has mostrado fuerte y valiente
ante la vida y sus batallas,
y si algún mal se presentaba, siempre  has dicho:
- De algo hay que morir.
Quizá me he mal acostumbrado a pensar
que vas a estar ahí,
quizá te he imaginado junto a mi hasta la eternidad,
hablando, riendo, tomando un café, un vino...
Pero la vida me ha dado un aviso,
me ha dicho: - Eh! Cuidado!!!
Y ahora  me aterra  pensar que pueda ocurrir algo,
que un día me levante y tú no estés,
que no pueda ver tu risa ni escuchar tus palabras,
que no te encuentre tras el teléfono o allá donde siempre vamos...
Me rompe el corazón pensar que pueda llegar a ocurrir
y  comprendo que en algún momento pasará...
¡Pero que tarde, por Dios, que tarde!
 Y siendo  egoísta,
que yo no lo llegue a ver,  ni a sentir.
Y  es por todo esto que te escribo estas palabras
para que sepas lo muy importante que eres para mí,
que aunque nunca te lo digo,
sin ti no podría vivir.
Te quiero Mamá.
PD: El cielo está lleno de seres queridos que ojalá estén con nosotros para que todo salga bien.